Últimas entradas
Inicio | El sistema Montessori | El método | El salón es un ambiente preparado

El salón es un ambiente preparado

El ser humano necesita un ambiente que permita un desarrollo físico y psíquico. El ambiente preparado – el salón – tiene todos los elementos que facilitan este desarrollo. Así, el niño se siente aceptado, confiado y seguro, y puede relacionarse con el ambiente.

El Ambiente Preparado se ha organizado cuidadosamente por la Guía Montessori (maestra) para el niño, diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento. En él se desarrollan los aspectos sociales, emocionales e intelectuales y responden a las necesidades de orden y seguridad. Las características de este Ambiente Preparado le permiten al niño desarrollarse sin la asistencia y supervisión constante de un adulto.

Áreas de trabajo

El salón es organizado en áreas de trabajo: Vida prácticaSensorialLenguaje, MatemáticasCiencias, además de arte, música y libros. Estanterías de diferentes colores con materiales pertenecientes a dicha área de desarrollo rodean cada uno de estos sectores. Los materiales son organizados de manera sistemática y en secuencia de dificultad.

El diseño de los ambientes se basa en los principios de simplicidad, belleza y orden. Son espacios, luminosos y cálidos y equipados con mesas adaptadas al tamaño de los niños y áreas abiertas para el trabajo en el suelo.

Aspectos sociales, emocionales e intelectuales

El Ambiente Preparado ayuda al niño desarrollar:

Independencia
El espacio y los objetos ayudan al niño hacia el camino de la independencia. El ambiente esta preparado de manera que el niño logra desarrollar sus niveles de independencia de manera espontánea, así éste se da cuenta de sus poderes y habilidades y su autoestima se eleva automáticamente. La Guía cuida que el ambiente le ayude al niño en ese camino. Ella es la responsable de la preparación del ambiente y ella considera las necesidades del niño, para que el desarrollo físico y psíquico sea óptimo.

Límites
Los límites del ambiente están sumamente bien colocados, pero para el niño son invisibles en forma de tapetes, colores y líneas. Esto ayuda a que el alumno pueda respetar las reglas del salón de manera automática y con gusto. Permite al niño trabajar y desplazarse con libertad de actividad independiente en tanto su libertad no interfiera con la de los demás.

Orden
El orden es muy importante dentro de nuestros ambientes ya que el niño necesita puntos de referencia, para que la exploración, comunicación y relaciones sociales se den espontáneamente. El orden y distribución del material permite al niño a desarrollar un ejercicio completo y si es posible de mayor grado de dificultad.

Pertenencia
Se le permite al niño participar en el cuidado del ambiente, y así él adquiere el sentido de pertenencia.